lunes, 9 de marzo de 2009

Una ola llamada “redes sociales”

Que las redes sociales están de moda es algo que ya nadie puede negar. La Web 2.0 ha supuesto una revolución tanto en el tipo de contenidos como en la forma de interactuar con ellos, y el fenómeno iniciado por las ya archiconocidas MySpace, Facebook o Tuenti ha venido para quedarse. Y no sólo eso. Es que en realidad está arrasando.

Según el último estudio de la
Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación (AIMC) más del 50% de los internautas españoles poseen perfiles en alguna red social, siendo Facebook y Tuenti las que se llevan la palma en nuestro país. No debe extrañarnos por tanto que ambas hayan pasado, en poco más de un año, de ocupar los puestos 72 y 159 del ranking de páginas web a entrar en el “top ten” del surfeo digital, aupándose a las posiciones octava y décima respectivamente. Son muchos escalones los que han trepado en Internet…

Compartir aficiones, fotografías o videos; hacer nuevos amigos o mantener la relación con los que ya tenemos; estar informado sobre eventos privados, fiestas y celebraciones; realizar contactos laborales e intercambiar experiencias de negocio… Son sólo algunas de las razones esgrimidas por el usuario “veterano” de cualquiera de estas redes, que según el mismo estudio las utiliza a diario y representa casi el 15% de los que mantienen vivo un perfil, accediendo a él no sólo a través del ordenador sino incorporando además
nuevos elementos de conexión, como teléfonos móviles, videoconsolas o PDAs.

¿Seguirán por tanto, y como apuntan las perspectivas, creciendo estas aplicaciones? ¿Qué otras opciones se lanzarán a ofrecer en un futuro próximo? Por el momento ya
podemos leer que Facebook aspira a dar un paso más allá, convirtiéndose en toda una central de medios capaz de permitir a sus usuarios la actualización de contenidos a través de páginas de terceros, acceder a opciones u opiniones de compra, valorar la publicación de anuncios y marcas e, incluso, gestionar el intercambio de información entre la propia plataforma y los dispositivos móviles, complementando de este modo nuestra agenda telefónica y nuestra lista de amigos.

Sin duda todo un variado ramo de opciones interesantes de cara al usuario y, por supuesto, también para las empresas, que contarán con un feedback directo sobre su publicidad y,
si no vigilamos las medidas de privacidad, también con nuevas posibilidades de acceso a nuestros datos. Porque al fin y al cabo, y pese a lo útil o divertido de las redes sociales, no todo es de color de rosa

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Quizás también te interese: