martes, 12 de agosto de 2014

Consejos para navegar de forma segura por redes WiFi públicas

Consejos para navegar de forma segura por redes WiFi públicas


Ahora que estamos en época de vacaciones, y aunque todos intentamos desconectar, lo cierto es que por diversas razones muchos de nosotros necesitamos continuar accediendo a Internet con regularidad para consultar el correo o las redes sociales, o con el fin de realizar distintas gestiones. Cuando nos encontramos fuera de casa o la oficina, el paso más habitual suele ser el de aprovechar lugares que ofrezcan acceso a redes WiFi públicas: bibliotecas, cafeterías, bares, universidades e incluso plazas o parques. Sin embargo, lo que muchos desconocen, y otros conocen pero prefieren ignorar, es que conectarnos a estas redes abiertas supone asumir grandes riesgos de seguridad, tanto para nuestros equipos como, muy especialmente, para la información que compartimos.

Como soy una de esas personas que, de vez en cuando, necesita acceder a este tipo de redes, y teniendo en cuenta que estamos en verano y no somos pocos los que vamos con la oficina a cuestas, me ha parecido oportuno trasladar en este artículo algunos consejos para navegar de manera más segura por redes WiFi públicas:

1. Actualiza completamente la seguridad de tu equipo de manera previa a tu viaje o a la necesidad de conectarte a este tipo de redes. Esto supone, entre otras cosas, instalar todos los parches de seguridad que requiera tu sistema operativo, actualizar las bases de datos del antivirus que utilices, poner al día cualquier software anti-malware que tengas instalado, hacer una limpieza previa y un escaneado completo al equipo, etc.
                                                                                  
2. Haz una copia de seguridad de tus datos. Esto no es algo que vaya a hacer más segura tu navegación posteriormente, pero sí es una manera de curarte en salud por si el equipo sufre pérdidas de información a raíz de alguna brecha de seguridad.

3. Desactiva las opciones de compartir recursos y contenidos de manera automática en tu sistema. Del mismo modo, evita que tu equipo se conecte automáticamente a cualquier red WiFi, salvo que ésta sea de tu confianza.

4. Asegúrate de que el firewall de tu equipo está activado. Este tipo de software puede ahorrarte más de un disgusto no sólo cuando navegues de forma abierta, sino en cualquier otra ocasión, así que conviene tenerlo bien alerta.

5. Utiliza las opciones de “incógnito” o navegación privada que traen navegadores como Google Chrome, Internet Explorer o Mozilla Firefox. No son la solución perfecta, pero ayudan en el proceso de ocultar cierta información en redes abiertas.

6. Fuerza la conexión HTTPS en tu navegador para asegurar una navegación encriptada. Esto lo puedes hacer a través de complementos o extensiones para los distintos navegadores. Por ejemplo, en Chrome funciona bastante bien el KBSSL Enforcer.

7. Conéctate utilizando una red privada virtual (VPN) para navegar de forma anónima y ocultar tu identidad. Para ello existen distintos programas y servicios gratuitos con más o menos limitaciones. Personalmente utilizo Cyberghost, que me vino recomendado por Jorge Websec, de Quantika14, y va de maravilla (¡gracias crack!).

8. Activa la verificación en dos pasos para conectarte a redes sociales y otros servicios online. Aunque pueda hacerse pesado tener que estar recibiendo mensajes en el móvil para acceder a estas plataformas, el punto extra de seguridad bien merece este “inconveniente”.

9. Evita acceder a servicios especialmente sensibles o compartir información confidencial. Mientras estés utilizando una red WiFi pública, y a pesar de todos los consejos anteriores, probablemente no es el mejor momento para conectarte a tu banco, realizar transferencias, comprar online con tu tarjeta de crédito, etc.

10. No dejes abierta sesiones cuando no las estés utilizando. Desconéctate siempre de plataformas como Facebook, Twitter, LinkedIn… cuando no estés navegando por las mismas, y por supuesto antes de marcharte.


Espero que estos consejos te resulten útiles y, sobre todo, te ayuden a mejorar la seguridad en tu navegación a través de redes WiFi abiertas. Son los pasos que yo sigo, aunque a buen seguro existen otras medidas interesantes. Si las conoces y quieres compartirlas, los comentarios están abiertos para ello.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Quizás también te interese: