Cargando...

martes, 12 de agosto de 2014

Consejos para navegar de forma segura por redes WiFi públicas

Consejos para navegar de forma segura por redes WiFi públicas


Ahora que estamos en época de vacaciones, y aunque todos intentamos desconectar, lo cierto es que por diversas razones muchos de nosotros necesitamos continuar accediendo a Internet con regularidad para consultar el correo o las redes sociales, o con el fin de realizar distintas gestiones. Cuando nos encontramos fuera de casa o la oficina, el paso más habitual suele ser el de aprovechar lugares que ofrezcan acceso a redes WiFi públicas: bibliotecas, cafeterías, bares, universidades e incluso plazas o parques. Sin embargo, lo que muchos desconocen, y otros conocen pero prefieren ignorar, es que conectarnos a estas redes abiertas supone asumir grandes riesgos de seguridad, tanto para nuestros equipos como, muy especialmente, para la información que compartimos.

Como soy una de esas personas que, de vez en cuando, necesita acceder a este tipo de redes, y teniendo en cuenta que estamos en verano y no somos pocos los que vamos con la oficina a cuestas, me ha parecido oportuno trasladar en este artículo algunos consejos para navegar de manera más segura por redes WiFi públicas:

1. Actualiza completamente la seguridad de tu equipo de manera previa a tu viaje o a la necesidad de conectarte a este tipo de redes. Esto supone, entre otras cosas, instalar todos los parches de seguridad que requiera tu sistema operativo, actualizar las bases de datos del antivirus que utilices, poner al día cualquier software anti-malware que tengas instalado, hacer una limpieza previa y un escaneado completo al equipo, etc.
                                                                                  
2. Haz una copia de seguridad de tus datos. Esto no es algo que vaya a hacer más segura tu navegación posteriormente, pero sí es una manera de curarte en salud por si el equipo sufre pérdidas de información a raíz de alguna brecha de seguridad.

3. Desactiva las opciones de compartir recursos y contenidos de manera automática en tu sistema. Del mismo modo, evita que tu equipo se conecte automáticamente a cualquier red WiFi, salvo que ésta sea de tu confianza.

4. Asegúrate de que el firewall de tu equipo está activado. Este tipo de software puede ahorrarte más de un disgusto no sólo cuando navegues de forma abierta, sino en cualquier otra ocasión, así que conviene tenerlo bien alerta.

5. Utiliza las opciones de “incógnito” o navegación privada que traen navegadores como Google Chrome, Internet Explorer o Mozilla Firefox. No son la solución perfecta, pero ayudan en el proceso de ocultar cierta información en redes abiertas.

6. Fuerza la conexión HTTPS en tu navegador para asegurar una navegación encriptada. Esto lo puedes hacer a través de complementos o extensiones para los distintos navegadores. Por ejemplo, en Chrome funciona bastante bien el KBSSL Enforcer.

7. Conéctate utilizando una red privada virtual (VPN) para navegar de forma anónima y ocultar tu identidad. Para ello existen distintos programas y servicios gratuitos con más o menos limitaciones. Personalmente utilizo Cyberghost, que me vino recomendado por Jorge Websec, de Quantika14, y va de maravilla (¡gracias crack!).

8. Activa la verificación en dos pasos para conectarte a redes sociales y otros servicios online. Aunque pueda hacerse pesado tener que estar recibiendo mensajes en el móvil para acceder a estas plataformas, el punto extra de seguridad bien merece este “inconveniente”.

9. Evita acceder a servicios especialmente sensibles o compartir información confidencial. Mientras estés utilizando una red WiFi pública, y a pesar de todos los consejos anteriores, probablemente no es el mejor momento para conectarte a tu banco, realizar transferencias, comprar online con tu tarjeta de crédito, etc.

10. No dejes abierta sesiones cuando no las estés utilizando. Desconéctate siempre de plataformas como Facebook, Twitter, LinkedIn… cuando no estés navegando por las mismas, y por supuesto antes de marcharte.


Espero que estos consejos te resulten útiles y, sobre todo, te ayuden a mejorar la seguridad en tu navegación a través de redes WiFi abiertas. Son los pasos que yo sigo, aunque a buen seguro existen otras medidas interesantes. Si las conoces y quieres compartirlas, los comentarios están abiertos para ello.

jueves, 3 de abril de 2014

Cómo crear tu propio repositorio de imágenes gratuitas de calidad

Encontrar imágenes gratis y de calidad es, probablemente, una de las tareas que más tiempo consume a la hora de desarrollar un buen trabajo. Y no porque falten bancos fotográficos libres de derechos, sino porque es difícil dar en cada momento con la foto que necesitas para transmitir una idea. La solución que yo vengo aplicando desde hace tiempo es la de crear mi propio repositorio de imágenes gratuitas de calidad. Te cuento cómo.

En primer lugar, tras mucho repasar bancos fotográficos online, he terminado por reducir mis búsquedas a tres de ellos, que ofrecen entre sus archivos material gratuito libre de derechos sin obligarnos a pasar por caja: Fotolia, Dreamstime y SXC. A éstos les añado una web que recopila cada semana fotografías de calidad, totalmente libres incluso para fines comerciales: Gratisography.

Gratisography: nuevas fotos libres de derechos cada semana
Gratisography: nuevas fotos libres de derechos cada semana

Localizados estos sitios, la creación del repositorio de imágenes gratuitas es sencilla. Se trata de aprovechar estas cuatro webs para ir descargando aquellas fotografías que casan con mi estilo y las temáticas que trato. El objetivo es dedicarle poco tiempo cada varios días para evitar dedicarle muchísimo cuando toca realizar un trabajo.

Por si te sirve de modelo, yo creo una carpeta con el nombre de cada uno de estos sitios y sigo esta rutina:

- Fotolia: entro a su apartado de imágenes libres de derechos el domingo o el lunes, y me descargo las tres que ofrecen esa semana.

- Dreamstime: visito su sección de imágenes gratuitas cuando estoy más despejado de trabajo, y navego por sus categorías para ir guardando aquellas fotos que me pueden servir.

- SXC: aquí el catálogo es más amplio. Utilizo el buscador avanzado para localizar imágenes que me interesen. Normalmente lo visito menos pero le dedico más tiempo para sacar entre cinco y diez fotografías útiles en cada tanda.

- Gratisography: visito la web una vez a la semana y me descargo las nuevas imágenes que hay.

Sección de imágenes gratuitas de Dreamstime
Sección de imágenes gratuitas de Dreamstime


Salvo en este último caso, en el que todas las fotografías han sido tomadas por un único autor que las cede libres, no basta con descargar las imágenes. Fotolia y Dreamstime establecen que debe darse crédito tanto al fotógrafo como al sitio. Por su parte, en SXC existen unas condiciones de uso generales a las que a veces se añaden requisitos de los autores.

Lo que yo hago para cumplir estas normas es guardar cada imagen con un nombre de archivo igual al de la ID que tiene en el banco del que la descargo. Junto a ésta almaceno también un archivo de bloc de notas con el mismo nombre, en el que indico los siguientes datos:

  • ID de la imagen
  • URL de la imagen
  • Nombre del autor
  • URL a la info del autor

De este modo todo queda bien clasificado y gano tiempo a la hora de trabajar, porque las primeras búsquedas las hago entre las imágenes que he ido descargando a mi repositorio. Además, cuando el material va aumentando lo clasifico en subcarpetas por temáticas, para que sea sencillo encontrar lo que busco.

¿Qué otras ideas se te ocurren para crear un buen repositorio de imágenes gratuitas? ¿Conoces otros bancos de fotografías que contengan buen material?

lunes, 31 de marzo de 2014

Los seis superhéroes del marketing de contenidos

Cada día que pasa, el marketing de contenidos se afianza más y más como un factor clave para el SEO. Creatividad, originalidad y utilidad son las tres piezas que completan este puzle, compuesto por multitud de formatos entre los que a veces no es fácil elegir.

Precisamente por eso, porque a menudo es difícil elegir un tipo determinado de contenido en nuestra estrategia de marketing, he elaborado una simpática infografía para destacar a los seis superhéroes del marketing de contenidos. Aquí va (haz clic para verla en grande desde Pinterest):


Los seis superhéroes del marketing de contenidos


¿Qué por qué he elegido a los tutoriales, presentaciones, vídeos, newsletters, infografías e imágenes? Porque creo que en la selección de formatos para el marketing de contenidos pasa como en los cómics: cada uno tiene a su personaje favorito. Y por otro lado, pienso que estos seis tipos de contenido son de los más sencillos de abordar para una pyme en relación a su coste, tiempo y recursos, especialmente con la cantidad de herramientas gratuitas que existen.

Los tutoriales son muy útiles a la hora de solucionar dudas a los usuarios. Recordemos que no todo el mundo tiene la misma facilidad para desenvolverse en ciertos ámbitos, y este tipo de contenido puede ayudar a solventar muchos problemas, tanto si hablamos de herramientas o aplicaciones como de cualquier otra tarea.

Por su parte, las presentaciones son una estupenda manera de resumir clases, ponencias, estudios… haciendo partícipes a terceras personas de un material al que quizás no han podido acceder en primer término (por ejemplo, porque no estén en la misma ciudad en la que se celebra un evento).

Los vídeos son, probablemente, el contenido más viral de la red. Y cuando tienen buen material y una duración adecuada, pueden darle un impulso a la marca que los genera. Además, hay herramientas gratuitas muy interesantes para crear o editar vídeos, lo que facilita su generación para usuarios y pymes que no pueden hacer un gran desembolso.

Las newsletters son una herramienta fundamental para el email marketing. Sigue sin haber un método más efectivo para informar al usuario que ha mostrado curiosidad por tu marca. Pero hay que elaborarlas buscando resultar cien por cien útil, ya que la línea que separa el contenido de interés del spam es muy delgada…

En cuanto a las infografías, ¿queda algo nuevo por decir? Las infografías se han convertido en uno de los contenidos más atractivos de Internet. Principalmente por su carácter visual y esquemático, que permite transmitir conceptos de manera sencilla, amena y fácil de recordar. Son una forma estupenda de mostrar datos y estadísticas, pero también de ilustrar otro tipo de información más textual a través de imágenes, gráficos, ilustraciones…

Finalmente, no podíamos olvidarnos de uno de los contenidos más clásicos de la red. Las imágenes son fundamentales para transmitir multitud de cosas. A través de una fotografía podemos dar a conocer tanto nuestro producto o servicio, como el impacto y la utilidad que éste ha generado en nuestro público. Son tan útiles para mostrar detalles, como para hacer una panorámica de grandes eventos. Nos sirven tanto si nuestra marca es algo más seria, como si tomamos como emblema el desenfado y el acercamiento al público. ¡Y hay montones de herramientas y aplicaciones para tomarlas y editarlas!

¿Qué te ha parecido? ¿Qué otros “superhéroes” del marketing de contenidos añadirías a esta lista?

viernes, 21 de marzo de 2014

SEO y marketing de contenidos: cómo posicionar tu sitio web

SEO y marketing de contenidos están “condenados” a entenderse. Más que nada, porque así lo quiere Google, que modificación tras modificación de su algoritmo no ceja en el empeño de hacer del contenido de calidad un factor clave para el posicionamiento.

Pero no es el único, claro. Además del marketing de contenidos, hay otros muchos aspectos que influyen en el SEO. Tanto a nivel interno u on-page, como externo u off-page. Es decir, que si quieres que tu sitio escale posiciones en los resultados de Google, te toca mantener el equilibrio entre una web bien construida y la generación de contenidos originales y útiles para el usuario.

Lógicamente, todo esto es más fácil de decir que de hacer, así que si estás empezando a investigar sobre de qué va eso del SEO y el marketing de contenidos, necesitarás conocer algunos conceptos básicos. Y tampoco te vendrán mal unas cuantas ideas sobre qué formatos pueden resultar más atractivos a la hora de generar tus propios contenidos, y qué es lo que puedes hacer exactamente con algunos de ellos.

En esta línea, acabo de subir a SlideShare una presentación que puede resultarte interesante, ya que reúne conceptos, formatos, tipos de contenido y herramientas útiles para ayudarte a posicionar tu sitio web a través del SEO y el marketing de contenidos. Aquí la tienes a tu disposición:


jueves, 13 de marzo de 2014

El plan de medios sociales: cómo vertebrar tu estrategia online

El plan de medios sociales: cómo vertebrar tu estrategia online

Si algo llevan tiempo demostrándonos las redes sociales es que las empresas no pueden ir “a lo loco” en el entorno digital. Conforme vamos alcanzando una etapa de madurez en la web 2.0, el plan de medios sociales se presenta como una herramienta indispensable en cualquier estrategia de comunicación online. Y aunque la mayor parte de las organizaciones y sus directivos todavía necesitan entender su importancia a nivel global, poco a poco vamos viendo un acercamiento a la materia.

Dejémoslo claro: el plan de medios sociales es la columna vertebral de la estrategia online. Sin él, cualquier intento de aproximación a la web 2.0 termina resultando, en demasiadas ocasiones, un cúmulo de despropósitos, de parches superpuestos en un quiero-pero-no-sé-así-que-voy-pegando-palos-a-ver-si-doy-con-la-piñata. Luego viene el llanto y crujir de dientes, claro. El lamentarse y decir que las redes sociales no sirven. El querer volver “a lo de antes”, sin darnos cuenta de que ya no existe un antes…

Lo único que vale es lo que construyes ahora. Y, precisamente por eso, lo tienes que construir con cabeza. Con análisis, con reflexión, sabiendo a dónde quieres llegar y qué vas a hacer para alcanzar esa meta. Conociendo bien tu entorno y estudiándote mejor a ti mismo, con ojo crítico, porque si tú mismo no te encuentras puntos de mejora ya los encontrarán otros por ti y te lo harán saber alto y claro. Bueno… a ti y a todos tus clientes, proveedores, socios…

Y cuando ya hayas analizado, pensado y repensado quién eres y qué quieres llegar a ser, con quién te comunicas y de qué forma lo vas a hacer… ¡no te olvides de medir! De otra forma, ¿cómo pensabas saber si lo estás haciendo bien o mal? La monitorización es una clave fundamental de cualquier plan de medios sociales. ¡Que no falte en el tuyo!

Es difícil resumir todo esto en un post de cinco párrafos. He intentado plasmarlo mejor en unas cuantas diapositivas para una clase del Curso de Comunicación Estratégica que estoy impartiendo en el Centro de Estudios Andaluces. Si pueden serte de ayuda, las tienes a tu entera disposición aquí:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...