jueves, 24 de noviembre de 2011

El verdadero arte de presentar

Con sencillez, naturalidad, ideas claras y… ¡sin PowerPoint! Así se presentó en una de las ponencias más esperadas del pasado EBE11 Gonzalo Álvarez (@ArtePresentar), para dejar bien claro que su usuario de Twitter y título de su blog no son, ni muchísimo menos, una elección casual.

Porque arte, mucho arte, es lo que tiene presentando de una manera única este Doctor en Informática e Ingeniero Superior de Telecomunicación, que lleva años dedicándose a impartir talleres y seminarios para que, en sus propias palabras, los “asistentes lleguen a disfrutar hablando en público y el público disfrute escuchándolos”.

Y la verdad es que lo consigue. ¡Vaya si lo consigue! Treinta minutos que se hicieron cortos y en los que hubo tiempo para todo: humor, creatividad, estrategia… ingredientes aderezados con unas buenas pinceladas en forma de consejos sobre cómo desenvolverse en público: piensa siempre en tu audiencia, estúdiala, conoce sus necesidades, pregúntate qué espera de ti… Y cuando sepas todo eso y mucho más, planifica tu ponencia como un viaje en el que acompañar a esas personas. Llévalas a buen puerto y te quedarán agradecidas para siempre.

Gonzalo Álvarez durante su presentación. Foto de Carmen Jara Delgado
Gonzalo Álvarez durante su presentación. Foto de Carmen Jara Delgado


Suena bien, pero… ¿cómo conseguir todo eso? Gonzalo no se dedicó sólo a hablar de la estrategia. Bajó también al terreno más práctico para hacernos ver cómo enderezar el rumbo de ese viaje en el que debemos embarcarnos: vídeos, demos, metáforas, objetos, ejemplos, música…siempre teniendo en mente que “saber expresar una idea es tan importante como la idea en sí misma” y que “las presentaciones mediocres son invisibles”. Así que, partiendo de esa base, graba a fuego en tu mente que “si quieres que el público te recuerde no puedes hacer lo mismo que todos”.

Eso significa, primero, que debes dejar de usar PowerPoint como una muleta. PowerPoint es “una herramienta para amplificar tu mensaje cuando las palabras no pueden comunicar más”. ¡No lo llenes de letras y gráficos por temor! A presentar no hay que temerle. “Cuando te tomas tu presentación como un combate, la audiencia es tu enemigo”, aclaraba Gonzalo, “así que tus presentaciones reflejarán miedo”. Huye de eso y construye tu mensaje poniéndote al mismo nivel que tu audiencia y preguntándote qué necesitan esas personas que les aportes. Al fin y al cabo, “si lo escribes todo en PowerPoint, ¿para qué estás tú?”.

Nos decía Gonzalo que el diez por ciento de las presentaciones a las que asistiremos en nuestra vida será la “muerte por PowerPoint”. El ochenta por ciento pasará sin pena ni gloria. Pero el otro diez por ciento… en ese otro diez por ciento habrá ideas y planteamientos que nos cambiarán para siempre, explicaciones y conceptos que harán parecer sencillo lo más difícil y, aún más importante, nos darán la determinación y la confianza para llevarlo a cabo.

Ahí, precisamente en eso, es donde reside el verdadero arte de presentar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Quizás también te interese: