viernes, 15 de octubre de 2010

Día de Acción Blog 2010: el agua

Como muchos ya sabréis, hoy 15 de octubre se celebra el Día de Acción Blog, una iniciativa internacional que pretende concienciar a la sociedad en general acerca de una determinada cuestión mediante un gesto sencillo pero a la vez enormemente complicado: lograr que miles de blogueros de todo el mundo escribamos en nuestros espacios personales sobre un mismo tema en un mismo día. El propósito principal del Día de Acción Blog es, de este modo, generar un debate que atraiga la mirada de los usuarios de Internet, cambiando la conversación de la web durante una jornada y focalizando la atención en el tema social propuesto.

Este año, tras haber debatido desde 2007 sobre el medio ambiente, la pobreza y el cambio climático, la conversación está girando en torno al agua: el líquido elemento que en los países que nos llamamos “civilizados” contaminamos y desperdiciamos sin tener en cuenta el daño que hacemos a nuestro planeta y a nosotros mismos. Y es que leo precisamente hoy en ABC que nuestros mares y océanos rebosan con más de 13.000 piezas de desechos plásticos por kilómetro cuadrado, y no puedo encontrar un tema más apropiado sobre el que llamar la atención en este Día de Acción Blog 2010.

A veces da la sensación de que sólo grandes tragedias medioambientales retransmitidas en directo, como el tristemente reciente vertido de BP en el Golfo de México, son las que contaminan las aguas que son fuente de toda vida. Nos olvidamos, sin embargo, de que somos nosotros los que contribuimos con nuestro amargo granito de arena a que cada día terminen en el mar aproximadamente 8 millones de piezas de basura, no sólo afeando el paisaje y contaminando sus aguas, sino también produciendo la muerte de más de 100.000 animales marinos cada año. Es tal la acumulación de desechos que los expertos han llegado a contabilizar hasta cinco importantes núcleos de vertidos en nuestros océanos, de los cuales uno de ellos, situado en el Pacífico Norte, concentra millones de toneladas de residuos plásticos en una región de 1,7 millones de kilómetros cuadrados. Todo un “monumento” a nuestra inconsciencia que ya ha sido calificado por los científicos como el “séptimo continente”. Aquél en el que ninguno de nosotros quisiera vivir, pero que todos hemos contribuido en construir.

Limpiar nuestros mares y océanos de tanta porquería requiere de mucho tiempo, esfuerzo y dinero. En cambio, ser conscientes de la importancia del agua en nuestro mundo es tarea muy sencilla. Tanto como ejercer la responsabilidad que todos tenemos de cuidar el elemento que no sólo nos ha dado la vida, sino que nos permite mantenerla. Ojalá este Día de Acción Blog 2010 sirva para que nos demos cuenta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Quizás también te interese: