miércoles, 30 de noviembre de 2011

Europa: cuando la tecnología pide talento

La posición de Europa está en entredicho. No es sólo que la actual crisis económica haya debilitado al viejo continente, situando así a varios de sus países en una posición muy delicada; es que además otros están sabiendo hacerlo mucho mejor que nosotros, especialmente con la tecnología. Es el caso de los países emergentes que siguen sin dejar de crecer a pesar de los problemas financieros que azotan a medio mundo. Pero también es el caso de los EEUU, donde a pesar de la crisis las diferencias a la hora de emprender siguen siendo abismales en comparación, sobre todo, con España.

Con este marco de referencia hizo su aparición el día de cierre en EBE11 Sebas Muriel (@sebasmuriel), Director de Desarrollo de Tuenti que venía a ofrecer su visión sobre el tema, a través de su sobrada experiencia, en una de las últimas y más esperadas charlas magistrales del evento de este año.

Una charla en la que Sebas comenzó resaltando la impaciencia de muchos inversores españoles a la hora de incorporarse a la red. Impaciencia que además en ocasiones nos hace perder de vista el objetivo clave: lo importante sigue estando, como ya se dijo en otras sesiones, en focalizar hacia la experiencia del usuario. “Las empresas americanas sacrifican ingresos para focalizarse en el usuario”, apuntó Sebas, “algunas son capaces de desarrollarse durante cinco años sin siquiera tener un modelo de negocio”, comentó refiriéndose a Twitter.

@SebasMuriel, Director de Desarrollo de Tuenti. Fotografía: Victoriano Izquierdo
@SebasMuriel, Director de Desarrollo de Tuenti. Fotografía: Victoriano Izquierdo

Y para eso, ¿qué es necesario? En primer lugar procurar que nuestra relación con el consumidor a través del anunciante no sea intrusiva, sino que utilicemos un proceso de mejora de la experiencia para, directamente, mejorar también el impacto. Eso sí, “es fundamental tener un buen producto, y para ello necesitamos al mejor equipo”. Y he aquí otra de las grandes diferencias entre los EEUU, Europa y, sobre todo, España: las empresas americanas, a juicio de Muriel, gestionan el talento con mucha más transparencia, empowerment y, sobre todo, asumiendo riesgos para que el empleado realice a gusto su trabajo; mientras que las compañías europeas todavía basan estos procesos en "arquetipos del siglo XIX".

¿Consecuencia directa de esto, en opinión de Sebas Muriel? “Si no tenemos la capacidad de atraer a la mejor gente, el proyecto no funciona”. Así de claro. Y continuaba: “el mejor talento del próximo siglo quiere empresas donde pueda tomar decisiones”. ¿Permites que tus empleados participen del éxito? ¿Tienes una cultura empresarial abierta? Más te vale, porque si no es así puedes ir diciendo adiós a tus mejores trabajadores.

Aunque no todo es responsabilidad de la empresa, por supuesto. “El anglosajón tiene una capacidad increíble de rehacerse si algo no le sale bien”, mencionaba el Director de Desarrollo de Tuenti, “mientras que el europeo se lleva diez meses lamentándose”, apostillaba. Aquí tiene también mucho que ver el entorno, ya que mientras en los EEUU existe una cultura de apoyo tras el fracaso, en Europa solemos optar mayormente por el “ya te lo dije” para machacar al caído.

Barreras y problemas que, en cualquier caso, no deben tomarse como excusa a la hora de emprender. “¡Es posible!”, nos decía Sebas el día 13 de noviembre para animarnos a trabajar en nuestras ideas recordando, de paso, que “pocas son originales”. “Lo que necesitas es que el producto sea bueno e interpretes bien al usuario”, señalaba, y para ello aprovechaba la ocasión recordando la importancia de construir prestigio alrededor de la tecnología y el emprendimiento, porque, en sus propias palabras, “no es una excusa estar en Europa para no emprender”. ¿Tienes una gran idea? ¡Ponla en práctica!

La nueva sociedad tecnológica no ha dejado de crecer desde hace años, y parece que así seguirá siendo en el futuro. ¿Somos realmente conscientes en Europa de hasta qué punto las diferencias nos separan de los EEUU? Todos queremos hacer dinero con nuestras empresas, pero a veces conceptos como la paciencia, la gestión del talento, el sentido común y la visión de negocio no se ponen de acuerdo para ayudarnos a ganar. ¿Y al otro lado del charco? Quizás debamos quedarnos con la afirmación de Sebas: “los americanos no quieren ganar dinero. Quieren ganar más dinero que nadie”. La gran diferencia tal vez sea que ellos asumen que no será inmediato. Se permiten esperar, apostar más fuerte y, con el tiempo, recoger lo sembrado.


NOTA: podéis revivir la charla completa de Sebas Muriel, cortesía de Agoranews, haciendo clic aquí.

martes, 29 de noviembre de 2011

Comunidades humanas: la gestión del Social CRM

Durante años los modelos de gestión basados en la orientación al cliente han sido la piedra de toque fundamental para empresas e instituciones. Pero, ¿qué ha pasado con la llegada de los medios sociales? Allí donde antes un consumidor “molesto” era fácilmente controlable mediante un sencillo proceso consistente en ignorarle hasta que se cansara, pasamos hoy en día a la pérdida de control y la asunción de un riesgo potencial: ¿y si ese consumidor es usuario activo, bien relacionado y con influencia, en redes sociales como Facebook o Twitter?

El Customer Relationship Management (CRM) necesita evolucionar en Social CRM: un nuevo modelo de gestión en el que la empresa asume realmente y de una vez por todas que su centro de atención debe estar en sus clientes, en escucharles, conectar con ellos y darles respuesta. De este tema vinieron a hablarnos el sábado 12 de noviembre Dolores Vela (@doloresvela), Israel García (@Israel_Garcia) y Ricardo Tejedor (@richartejedor), consolidados expertos en el sector digital que no defraudaron durante la hora que duró su intervención en EBE11, una de las más concurridas y seguidas de todo el evento.


@RicharTejedor, @DoloresVela e @Israel_Garcia, durante la mesa de debate sobre Social CRM Fotografía: Carmen Jara Delgado
@RicharTejedor@DoloresVela e @Israel_Garcia, durante la mesa de debate sobre Social CRM
Fotografía: Carmen Jara Delgado

Como moderadora del debate, Dolores Vela abrió fuego para comenzar recordándonos que el consumidor “ya no responde a los mismos impulsos que antes de los Social Media”. Un apunte con el que Ricardo Tejedor estuvo de acuerdo: “estamos ante algo nuevo y cambiante”. Los medios sociales son jóvenes, están en fase de crecimiento y corresponde a las empresas adaptarse a ellos, y no al revés. Como bien apuntó Israel García, el objetivo debe ser que “cada cliente encuentre una experiencia inolvidable de servicio a través de la web social”. ¿Y cómo consigue eso el Social CRM? Tanteándolo, observándolo desde diferentes perspectivas y viendo cómo se mueve en este nuevo universo digital que han compuesto las redes sociales. Sólo así lograremos una “vista multidimensional”.

Pero, ¿lo están haciendo bien las empresas? De momento parece que la gran mayoría, sobre todo pymes, va con mucho tiento. Casi podemos oler el miedo a este entorno todavía desconocido. Miedo a no hacerlo bien “porque esto es algo novedoso”, como apuntaba Ricardo; pero también porque, como acertadamente señaló Dolores, los clientes en redes sociales “no son como cuando llaman por teléfono”. La web está ya salpicada de situaciones de crisis para marcas en medios sociales. Marcas que no supieron entender en su momento el poder de un consumidor influyente enfadado o de un cliente creativo insatisfecho; que menospreciaron el poder de expansión del mensaje que herramientas como Twitter, Facebook o YouTube otorgan a todo aquél que tenga algo que decir y sepa cómo expresarlo.

Y es que ya lo decía Israel: “lo importante no son las herramientas ni las plataformas. Son las personas detrás de ellas”. La clave está en lograr la resonancia y el engagement que alineen objetivos empresariales y personas. Por eso el Social CRM se diferencia del sistema tradicional en que busca, como apuntaba Ricardo, ese vínculo “crucial basado en las experiencias que unen al cliente con la marca”. ¿Y cómo lograr todo esto? ¿Cómo fidelizar realmente al cliente? Israel apostaba por crear emociones y sentimientos a través de la web social y, sobre todo, por exprimir al máximo la creatividad; y Ricardo se esforzaba en hacer ver al público que hay que perderle el miedo a probar. “El cliente va por delante pero las marcas necesitan experimentar”, aclaraba, así que “cuando falles pide perdón, explica y… sigue probando”.


@RicharTejedor, @DoloresVela e @Israel_Garcia, durante la mesa de debate sobre Social CRM Fotografía: Carmen Jara Delgado
@RicharTejedor@DoloresVela e @Israel_Garcia, durante la mesa de debate sobre Social CRM
Fotografía: Carmen Jara Delgado


Con este interesante debate planteado llegábamos al fin de la sesión y a la pregunta del millón lanzada desde el público: ¿cómo medimos el Social CRM? Pregunta que a buen seguro estaba en la mente de muchos de los asistentes, y a la que Ricardo se apresuró en responder dejando claro que su objetivo eran las ventas. Si bien es cierto que no todo puede monetizarse, determinadas acciones “refuerzan vínculos y se traducen en ventas”, y podemos apoyarnos en medidores como el número de seguidores o el nivel de interacción (retuits, menciones, “likes”, comentarios…). Dolores apuntaba además la importancia de la calidad como indicador: “prefiero cinco seguidores de calidad, que interactúan, que cinco mil que no hacen nada”; mientras que Israel señalaba también que, en su caso, “cuantos más contactos tengas más oportunidades surgirán”.

Cantidad, calidad, interacción, ventas… Sea como sea lo que parece claro es que, sobre todo para las pequeñas y medianas empresas, el objetivo final sigue siendo monetizar a corto, medio o largo plazo las acciones en redes sociales. Y el Social CRM, como evolución de un sistema ya obsoleto, se enfoca hacia un punto de vista más transparente, directo y, como su propio nombre indica, social. Un sistema en el que consumidor y empresa están al mismo nivel, donde ya no hay objetos pasivos y cuyo éxito depende de que la escucha activa se traduzca, más que nunca, en respuesta.

lunes, 28 de noviembre de 2011

Comunidades online: gestionando la participación

Los Social Media han cambiado nuestro sistema de relaciones y la sociedad en la que vivimos. El usuario de las redes sociales e Internet es ahora un consumidor más exigente, un prosumer en potencia que ya no espera a que la información le llegue, sino que la busca con insistencia porque sabe cuándo encontrarla, dónde seleccionarla, cómo elaborarla y, lo que es incluso más importante, hacia dónde redirigirla en el universo de los medios sociales.

En un terreno de juego dominado ya por este nuevo perfil de consumidor, empresas, organizaciones y administraciones públicas tienen ante sí un verdadero reto consistente en aprender a interpretar, gestionar y desarrollar las comunidades surgidas a su alrededor. De esta difícil tarea, de los entresijos de la gestión de comunidades online y los esfuerzos necesarios para responder a la demanda de un nuevo tipo de relación entidad-usuario, es de lo que nos hablaron el pasado sábado 12 de noviembre en EBE11 José Antonio Gallego (@joseantoniogall) y Jordi Graells (@jordigraells), consumados expertos en este ámbito desde la visión de la empresa, el primero, y la Administración Pública, el segundo.

@JoseAntonioGall y @JordiGraells. Fotografía: Carmen Jara Delgado
@JoseAntonioGall y @JordiGraells. Fotografía: Carmen Jara Delgado


La conversación comenzó resaltando algo que no por obvio deja de ser importante: “no hace falta que estés en todas las redes, pero márcate objetivos”. Y es que esta afirmación de Jordi Graells, coordinador de Contenidos e Innovación en el Departamento de la Presidencia de la Generalitat de Cataluña, aún no está clara para muchas empresas, que siguen pensando que basta con abrir perfiles, páginas y grupos a diestro y siniestro para que la comunidad brote en ellas como por arte de magia. Una magia que no vendrá sola, entre otras cosas porque como bien señalaba el fundador y presidente de la Asociación Española de Responsables de Comunidades Online (AERCO), José Antonio Gallego, "todo proceso de gestión de comunidades requiere un tiempo de tracción".

Pero entonces, ¿cómo empezamos a gestionar una comunidad? Haciéndola interactiva desde dentro y desde fuera de la misma, para clientes tanto como para los empleados de la compañía que se lanza a la aventura. Sólo así se consigue la “aportación de conocimiento” que, a la postre, facilite la participación, como señalaba Jordi. Una participación más reticente al principio porque “comporta un cambio de mentalidad”. ¿Y cómo ayudar en este proceso? Creando, por ejemplo, diferentes tipos de perfiles orientados a objetivos: más informativos, de debate, de asistencia ciudadana… Perfiles que respondan a necesidades concretas en los que el usuario, el consumidor y el cliente encuentren un canal de comunicación rápido, válido y eficaz.

No es todo. Jordi Graells mencionaba también la importancia de “automatizar la actividad en múltiples cuentas, medir la productividad y el impacto”. ¿Qué le está gustando a la gente? ¿Hacia dónde se dirige la conversación? ¿Cuáles son los focos calientes en cada momento? Son preguntas necesarias para construir una verdadera comunidad online y, junto al análisis y la monitorización constantes, verdaderas claves para que todo funcione. Lo contrario quizás nos conduzca a un terreno complicado. Y es que, como muy bien ejemplificó José Antonio hacia el final del debate, “muchas marcas trabajan en comunidades, pero pocas tienen comunidades de marca”. ¿Tenemos realmente clara la diferencia?

domingo, 27 de noviembre de 2011

Redarquía: el nuevo orden empresarial

No es sólo que la Web 2.0 y los Social Media estén haciendo replantearse a las empresas cómo actúan sus métodos de comunicación tradicionales, es que las herramientas que estos medios sociales han puesto en juego están obligando a modificar su propia columna vertebral a miles de negocios si no quieren quedar obsoletos. De este nuevo paradigma estructural, de estos cambios inherentes al nuevo entorno social en el que se mueven personas y entidades, es de lo que se habló en la charla de EBE11Redarquía: la muerte del organigrama”.

Durante la media hora que duró su exposición, José Cabrera (@cabreramc) volvió a hacer hincapié en algunos de los conceptos que ya compartió con los asistentes del pasado EBE Madrid. A saber: los nuevos modelos del Social Business, impuestos por los constantes cambios tecnológicos, obligan a las empresas a no detenerse en su proceso de transformación, a seguir innovando siempre si no quieren quedarse atrás. Y es que si de algo sabe este Ingeniero Superior Industrial nacido en Las Palmas de Gran Canaria es de innovación, liderazgo empresarial y adaptación a las nuevas tecnologías: tres claves que le permitieron durante años estar a la vanguardia del sector y a la cabeza de Sun Microsystems en España, Europa, Oriente Medio y África.

“Tenemos que gestionar lo desconocido”, comenzó apuntando José Cabrera en su charla del viernes día 11; “estamos en la era de la colaboración masiva para crear valor”, puntualizó. Partiendo además de la base de que nos encontramos en un mundo más “volátil, incierto y complejo”, se hace más necesario que nunca desarrollar nuevas competencias que nos ayuden a avanzar en medio de una incertidumbre para la que no hemos sido educados. Nuestro terreno de juego ha sido siempre la certeza, la seguridad, la minimización del riesgo. Así… ¿cómo enfrentarnos ahora a un cliente que en lugar de comprar productos compra experiencias únicas? Pues creando valor mediante la generación de confianza, la mejora de la colaboración y el impulso de la innovación en nuestras empresas.

“Los cambios no suceden cuando la sociedad adopta la nueva tecnología, sino cuando adopta nuevos comportamientos”, comentaba Cabrera en su presentación. Y precisamente por eso señalaba la necesidad de alcanzar un nuevo equilibrio entre la ya obsoleta jerarquía tradicional y una redarquía basada en conceptos como los citados, a los que habría que sumar la diversidad, la adaptabilidad, la autonomía y la co-creación. Todo ello liderado por PERSONAS como el centro de atención de estas nuevas organizaciones surgidas al amparo de la web social.

Pero, ¿hacia dónde se encamina todo esto? Terminaba José Cabrera su exposición hablando de ese liderazgo de cara a un futuro impredecible. Un liderazgo que necesita cambiar para adaptarse a la nueva realidad; ésa en la que conectar, preguntar, escuchar, proponer y convencer son las claves de una sociedad más transparente. De una sociedad en la que la organización se basa en la conversación. Una verdadera redarquía.

sábado, 26 de noviembre de 2011

¿Que el blog ha muerto? ¡Larga vida al blog!

Amados y despechados a partes iguales en la era de las páginas de Facebook, los perfiles de Google+ y las píldoras de ingenio en ciento cuarenta caracteres, los blogs se niegan a dar su brazo a torcer en el universo Social Media. No en vano la blogosfera es, sin ir más lejos, la causante original de movimientos tan potentes como el que celebramos el fin de semana del 11 al 13 de noviembre, que por ella luce orgulloso el nombre de Evento Blog España.

Pero tampoco podemos negar que se ha producido un cambio, una evolución y, en muchos casos, también un abandono de esas bitácoras que hace unos años eran el centro de todo y ahora parecen haber pasado a ocupar un puesto secundario. Y de esto es de lo que vinieron a hablarnos en EBE11 Jesús Ollero (@ollerista), José Antonio Gelado (@jagelado) y Lontzo Sainz (@lontzo), tres periodistas para los que la tecnología y la Web 2.0 son algo más que herramientas de trabajo.

@jagelado, @ollerista y @lontzo durante el debate. Foto de Carmen Jara Delgado
@jagelado, @ollerista y @lontzo durante el debate. Foto de Carmen Jara Delgado

¿Cómo debemos enfocarnos hacia las redes sociales? El debate comenzaba con una idea que parecían compartir los tres ponentes: las redes sociales son atractivas, un entorno en el que moverse sí o sí pero… no son nuestra "casa". Todo puede cambiar de la noche a la mañana en Facebook. La estrategia que hoy plantees puede quedar inutilizada al día siguiente. En contraposición, los blogs siguen siendo ese espacio confortable y conocido en el que disponemos de independencia absoluta para comentar lo que queramos. Como bien apuntó Jesús Ollero: "bienvenidos a la república independiente de mi blog".

Tampoco podemos olvidar otro de los aspectos esenciales de los Social Media: la gestión de la información, algo que -personalmente- me parece fundamental. José Antonio Gelado quiso aclarar cómo en redes sociales compartimos noticias, eventos, aficiones… Pero ese contenido, ¿de dónde viene en su mayor parte? "El blog es donde se centralizan los recursos; ahí encontramos la verdadera información", aclaró.

Por su parte, Lontzo Sainz comenzó hablando de experiencias en creación de comunidades locales: "construimos comunidades en torno a un interés común, donde el blog funciona como resumen de aportaciones". Una idea interesante en la que las bitácoras ayudan a crear cohesión y afinidad, un discurso común en el que los usuarios encuentran refugio cuando las redes sociales se comportan de manera más caótica.

Y no podía terminar esta mesa de debate sin que se hablara de otro de los temas "estrella": ¿está el microblogging matando al blog? Ahora que Twitter ha explotado definitivamente como una de las más potentes herramientas de comunicación que hemos conocido nunca, ¿cuántos blogueros han abandonado sus bitácoras y enfocado su estilo a los ciento cuarenta caracteres? Probablemente muchos, pero un concepto que comentaron los ponentes me parece la clave en este planteamiento: el microblogging no ha llegado para acabar con nada; al igual que las demás redes sociales, contribuye al cambio, a la evolución y la transformación de un fenómeno que ha sido, y sigue siendo, vital en la vida de los Social Media.

Tengámoslo claro, pues. Los blogs no han muerto. Y lo que no mata, te hace más fuerte.

viernes, 25 de noviembre de 2011

Famosos enredados: breve resumen de un Tapas & Tweets diferente

Comparto con vosotros el post que escribí para el blog de Tapas&Tweets con ocasión del encuentro que tuvo lugar anoche, a las 20.30, en el Café República de la Alameda de Hércules. El tema era el de los famosos en redes sociales (#FamososEnredados), para lo que contamos con la presencia de Pepe García de Tejada y Llorente, que animó sobradamente el evento con su entrega, vitalidad y buen humor. Por no mencionar que colaboró muy activamente en dotar a este #TandT de contenido gracias a sus llamadas, en pleno directo, a Pipi Estrada, Miguel Temprano y David Meca para que pudieran dar su opinión sobre el fenómeno de las redes sociales. Sin duda, unas intervenciones curiosas e interesantes que nadie esperaba, y que contribuyeron a hacer de este Tapas & Tweets algo diferente, animado y divertido.

Importante mencionar también la presencia en la mesa de Ricardo Pabón, que hizo algunas reflexiones sobre la situación de diferentes personajes públicos en redes sociales; Daniel Alcántara, que aportó una valiosísima visión desde el punto de vista legal como abogado especializado en este medio; y Carlos Ojeda, actuando como moderador y planteando también interesantes cuestiones a ponentes y público.

¿Están los famosos preparados para comunicarse en redes sociales? ¿Son realmente conscientes de los "riesgos" que corren siendo ellos mismos? ¿Community Manager o no Community Manager para gestionar sus cuentas personales? Son preguntas para las que cada uno de nosotros tenía su propia respuesta ayer en Tapas & Tweets.

Yo os dejo a continuación mi planteamiento, que fue con el que colaboré para el blog en esta edición, y que titulé "Famosos en redes sociales: la 'humanización' de un mito":
"Famosos enredados”. No podía haberse elegido mejor el título para el tema que trataremos el próximo jueves 24 en una nueva edición del Tapas & Tweets. Y es que si algo están demostrando muchos de los famosos que se han adentrado en el universo de los medios sociales es, desde luego, una enorme facilidad para enredarse. Ellos solitos. Sin ayuda de nadie.  
Creo que la mayor parte de los casos han sido tan sonados que no es necesario recordar cómo se las gasta Bisbal de turismo, o lo mucho que le gustan los torosa Andrés Calamaro, por citar sólo dos de los ejemplos más conocidos. Sin embargo, hoy voy a hacer un poco de abogado del diablo. La reflexión que quiero plantear de cara al próximo jueves 24 es otra: ¿qué esperamos realmente de los famosos en redes sociales? Y me explico. En mi opinión, estamos quizá demasiado acostumbrados a esos ídolos mediáticos de apariencia y maneras casi perfectas, pero… ¿de verdad creemos que son así cuando una cámara no les enfoca? Si nos paramos a pensarlo, resulta hasta cierto punto normal verles cometer fallos, escribir con errores gramaticales u ortográficos, dar opiniones controvertidas, entrar en polémica con sus seguidores… Resulta normal, en fin, ver que los famosos también son humanos. 

Y ahí es donde quería llegar. En el fondo, ¿no va de esto lo de las redes sociales? ¿De que todos nos mostremos tal y como somos? ¿Hasta qué punto podemos presumir de ser nosotros mismos en Twitter o Facebook y, al mismo tiempo, pretender que los famosos continúen siendo tan perfectos como cuando actúan con palabras y gestos estudiados en televisión? ¿Acaso no es precisamente eso lo bueno de las redes sociales, el ver que son “reales” y están más cerca de fans, simpatizantes o simples curiosos aunque sólo sea a través de los mismos errores que todos cometemos a veces? 

A raíz de los trending topics que surgieron con las más sonadas pifias de estos personajes públicos, muchos dijeron no entender por qué no contrataban community managers para gestionar sus perfiles. Pero digo yo... ¿no es exactamente esto lo que hemos venido criticando, por ejemplo, a los políticos en Twitter? ¿Qué valor tiene un famoso en redes sociales si cada uno de sus mensajes proviene en realidad de un CM? En mi opinión, dejando de lado a las hordas de fans incondicionales (los cuales dudo siquiera que reaccionen negativamente a cualquier tropiezo de su ídolo), lo que el usuario medio, más racional y comedido, busca al seguir a un famoso es precisamente ese acercamiento a la figura real, original y única del personaje, basada en la seguridad de que es él mismo. 

¿Queremos tener la certeza de que esos ciento cuarenta caracteres provienen de ese deportista, actor, cantante o político que seguimos, aun a costa de una “humanización” del mito basada en los errores que cometa? ¿O preferimos la respuesta enlatada, medida al milímetro por su CM o responsable de comunicación, siendo muy probable que el propio personaje jamás llegue a saber que esa conversación se produjo? 

La respuesta, en cualquier caso, parte de la misma base: nos guste o no, el famoso en redes sociales seguirá siendo famoso. Pero ya no será perfecto."

jueves, 24 de noviembre de 2011

El verdadero arte de presentar

Con sencillez, naturalidad, ideas claras y… ¡sin PowerPoint! Así se presentó en una de las ponencias más esperadas del pasado EBE11 Gonzalo Álvarez (@ArtePresentar), para dejar bien claro que su usuario de Twitter y título de su blog no son, ni muchísimo menos, una elección casual.

Porque arte, mucho arte, es lo que tiene presentando de una manera única este Doctor en Informática e Ingeniero Superior de Telecomunicación, que lleva años dedicándose a impartir talleres y seminarios para que, en sus propias palabras, los “asistentes lleguen a disfrutar hablando en público y el público disfrute escuchándolos”.

Y la verdad es que lo consigue. ¡Vaya si lo consigue! Treinta minutos que se hicieron cortos y en los que hubo tiempo para todo: humor, creatividad, estrategia… ingredientes aderezados con unas buenas pinceladas en forma de consejos sobre cómo desenvolverse en público: piensa siempre en tu audiencia, estúdiala, conoce sus necesidades, pregúntate qué espera de ti… Y cuando sepas todo eso y mucho más, planifica tu ponencia como un viaje en el que acompañar a esas personas. Llévalas a buen puerto y te quedarán agradecidas para siempre.

Gonzalo Álvarez durante su presentación. Foto de Carmen Jara Delgado
Gonzalo Álvarez durante su presentación. Foto de Carmen Jara Delgado


Suena bien, pero… ¿cómo conseguir todo eso? Gonzalo no se dedicó sólo a hablar de la estrategia. Bajó también al terreno más práctico para hacernos ver cómo enderezar el rumbo de ese viaje en el que debemos embarcarnos: vídeos, demos, metáforas, objetos, ejemplos, música…siempre teniendo en mente que “saber expresar una idea es tan importante como la idea en sí misma” y que “las presentaciones mediocres son invisibles”. Así que, partiendo de esa base, graba a fuego en tu mente que “si quieres que el público te recuerde no puedes hacer lo mismo que todos”.

Eso significa, primero, que debes dejar de usar PowerPoint como una muleta. PowerPoint es “una herramienta para amplificar tu mensaje cuando las palabras no pueden comunicar más”. ¡No lo llenes de letras y gráficos por temor! A presentar no hay que temerle. “Cuando te tomas tu presentación como un combate, la audiencia es tu enemigo”, aclaraba Gonzalo, “así que tus presentaciones reflejarán miedo”. Huye de eso y construye tu mensaje poniéndote al mismo nivel que tu audiencia y preguntándote qué necesitan esas personas que les aportes. Al fin y al cabo, “si lo escribes todo en PowerPoint, ¿para qué estás tú?”.

Nos decía Gonzalo que el diez por ciento de las presentaciones a las que asistiremos en nuestra vida será la “muerte por PowerPoint”. El ochenta por ciento pasará sin pena ni gloria. Pero el otro diez por ciento… en ese otro diez por ciento habrá ideas y planteamientos que nos cambiarán para siempre, explicaciones y conceptos que harán parecer sencillo lo más difícil y, aún más importante, nos darán la determinación y la confianza para llevarlo a cabo.

Ahí, precisamente en eso, es donde reside el verdadero arte de presentar.

domingo, 20 de noviembre de 2011

Aprender y compartir entre PERSONAS. Mi resumen del gran evento de la Web Social

Con #BuenaGenteDelEBE. Foto cortesía de @iLoveKiros
Con #BuenaGenteDelEBE. Foto cortesía de @iLoveKiros
Ya ha pasado una semana. Cómo vuela el tiempo…

El pasado domingo a esta hora servidor andaba ya por casa haciendo balance de lo que había sido un EBE11 muy productivo. Aunque mi primer contacto fue el miércoles anterior, cuando me acerqué a echar una mano a los chicos del #EquipoEBE, siempre ofreciendo lo mejor de sí mismos para que todo salga lo mejor posible. Allí pasamos unas horas bastante divertidas mientras preparábamos las bolsas que se entregarían el viernes con la acreditación. Daba gusto ver lo entregados que estaban todos y la ilusión que ponían en los preparativos. Con ese ánimo y esas ganas, no cabía duda de que la sexta edición de EBE volvería a ser un gran éxito.

El viernes comenzó, eso sí, con un DE-MUESTRA algo descafeinado en mi opinión. Y no porque no hubiera una buena asistencia, que la hubo, sino porque algunas de las startups presentadas parecían aún demasiado en pañales como para hacernos realmente una idea de su potencial. O quizás no supieron transmitirlo, no lo sé. El caso es que me decepcionó persona/, tan verde que ni ofrecía información en su web, aunque espero poder probarla cuando salga; me pareció interesante Twusic, aunque el sistema me suscita algunas dudas que resolveré cuando pueda echarle un vistazo más a fondo; y me queda la incógnita de si Doolphy será un gestor de proyectos más o realmente llega para ofrecer algo nuevo. El tiempo dirá, ya que esta semana tampoco pude prestarle toda la atención que quisiera a estas iniciativas.

Tras la presentación de startups llegó la hora del almuerzo para coger fuerzas antes de la inauguración oficial de EBE11. Fue un placer compartir mesa con Jesús Callejo, una de esas personas con la cabeza bien amueblada, las ideas claras y la determinación firme, con las que da gusto hablar; con los chicos de Pirendo, Iván Rodríguez y José María Chía, haciendo un enorme trabajo con una de las herramientas de analítica y medición en Social Media más potentes del mercado; con José Antonio Pérez, alma y motor de YSpoon, proyecto emprendedor con un futuro muy prometedor que fue uno de los mejores de DE-MUESTRA; y con David Facenda, gran amigo y una de esas personas empeñadas en llevar su afición más allá para compartirla con los demás, lo que hace a través de su sello musical independiente, Sello Salvaje. Y es que, si me vuelven a preguntar por lo mejor de EBE, un año más volveré a decir lo mismo: las personas. Todas esas personas de las que uno siente que hay tanto por aprender, con las que enriquecerse y compartir experiencias. No importa si ya las conocías o si les pones cara por primera vez: el EBE sigue siendo ese espacio en el que las ideas fluyen, los proyectos cuajan y las iniciativas dan pasos adelante. Todo gracias al contacto entre las personas (organizadores, colaboradores, ponentes, asistentes…) que lo hacen posible.

Gonzalo Álvarez, durante su ponencia. Foto de Victoriano Izquierdo
Gonzalo Álvarez, durante su ponencia. Foto de Victoriano Izquierdo

Pero además de este plus añadido, el EBE supone siempre la posibilidad de asistir a charlas magistrales, talleres, presentaciones y debates de enorme interés, y esta sexta edición tuvo momentos francamente brillantes dignos de ser reproducidos una y otra vez cortesía de los chicos de Agoranews, que grabaron todas las sesiones para ofrecerlas desde su web. Así, no puedo dejar de recomendar la ponencia de Gonzalo Álvarez, que durante 30 minutos que pasaron como un suspiro nos tuvo pendientes de su figura en el escenario, sin apoyo audiovisual alguno, para demostrar cómo el verdadero arte de presentar no está en una diapositiva de PowerPoint, sino en la historia que eres capaz de contar y en cómo desarrollarla para cumplir las expectativas de tu audiencia. Expectativas que se cumplieron sobradamente en la mesa de debate sobre Social CRM, donde Ricardo Tejedor e Israel García mantuvieron una interesantísima conversación con Dolores Vela como moderadora, dejando claros muchos de los puntos alrededor de la importancia de establecer nuevos modelos de gestión en nuestras empresas: aquéllos en los que el cliente es, por fin a través de las redes sociales, un elemento muy activo al que hay que escuchar bien en serio. Tan en serio como una abarrotada sala plenaria del EBE escuchó en el cierre de esta primera jornada a Pedro J. Ramírez, que vino a contarnos su experiencia personal en Twitter y dejó algunas perlas y titulares para la ocasión.

Y no fueron las únicas sesiones que recomiendo repasar. Reconozco que el sábado por la tarde me sorprendió positivamente el debate en torno al nuevo papel de la democracia que mantuvieron Antoni Gutiérrez, Bárbara Quílez, Francisco José Jurado, Javier Aroca y José María Sánchez Bursón; y sobre todo lo pasé genial con el repaso que José Carlos León hizo de este “nuevo” marketing 2.0 que no ha venido a matar nada, sino a complementar lo ya existente para orientarnos hacia el mismo fin con distintas herramientas. Y el domingo… ¿qué decir del domingo? Sencillamente que el EBE11 no pudo concluir mejor que con las charlas magistrales de Sebas Muriel y Pablo Arrieta: el primero para dar un repaso de aúpa al modelo de gestión del talento y a las trabas al emprendimiento que seguimos teniendo en España, y el segundo para deleitarnos con un viaje memorable hacia esa “Terra incógnita” en la que lo digital ha marcado el devenir de las revoluciones del futuro, y que terminó con el público asistente en pie ovacionando al ponente.

Pablo Arrieta al cierre de su intervención. Foto de Victoriano Izquierdo
Pablo Arrieta al cierre de su intervención. Foto de Victoriano Izquierdo

Todos ellos fueron momentos enriquecedores que tuve la ocasión de compartir con #BuenaGenteDelEBE a mi lado. A muchos ya tenía la suerte de conocerlos, como a las “ardillas” y los “taperos” que se dejaron caer por allí, clarísimo ejemplo de que #SevillaSeMueve y se seguirá moviendo; a otros me los reencontré después de mucho tiempo sin verles, gracias a que Twitter es un pañuelo; y a unos pocos pude ponerles cara por primera vez y comprobar si su avatar les hacía o no justicia. Con todos ellos me hubiera gustado tener más tiempo para charlar, pero sé que a los que tengo cerca los veré a menudo y de los que están más lejos sólo me separan 140 caracteres y las ganas de volver a encontrarnos, que al menos por mi parte no son pocas ;)

Y bueno, como anécdota me queda también el haber sido señalado por Pirendo como el usuario más participativo de este EBE11 en Twitter. 436 tuits, en cada uno de los cuales puse toda mi ilusión y todas mis ganas de compartir: con los que no estaban en la misma sala que yo y, muy especialmente, con los que no habían podido venir este año a Sevilla y tenían que conformarse con seguir las jornadas en streaming y en las redes sociales de las que tanto se habló el pasado fin de semana. ¡Ah! Y por acabar con los rumores… No, el ejército de “becarios” de El-Qudsi que hizo su aparición durante el cierre del sábado no me ayudó a tuitear :p

Ahora sólo queda esperar un año para que volvamos a vernos, pero entre medio no me cabe duda de que todos seguiremos aprendiendo y compartiendo lo aprendido. Disfrutando de esta corriente que a muchos nos atrapó hace ya tiempo. E innovando, emprendiendo y poniendo en práctica nuevas maneras de hacer las cosas en distintos ámbitos. Nuevos métodos para seguir haciendo hincapié en lo que verdaderamente importa en esto de la Web Social: las personas que la conforman.

¡Hasta pronto, EBE12! :)


La foto "de familia" de EBE11, tomada y editada por Victoriano Izquierdo
La foto "de familia" de EBE11, tomada y editada por Victoriano Izquierdo

viernes, 11 de noviembre de 2011

Evento Blog España 2011. Comparte. Diviértete. Aprende

Logo EBE11
Logo EBE11
Y llegó el momento que llevábamos tiempo esperando. La cita que, una vez al año, atrae a Sevilla a gente de toda España para disfrutar de unos días únicos e inolvidables. No, no hablo de la Feria de Abril (que también... :p). Ya está aquí Evento Blog España 2011 ;)

Quería aprovechar unas horas antes de que comience la segunda mayor cita Social Media de Europa para dar mi humilde opinión sobre cómo sacarle partido a estas tres jornadas que tenemos por delante. Vamos a ello…

Busca, compara y, si encuentras algo mejor… ¡cámbiate de sala!
¿Has mirado bien el programa? Párate a hacerlo si todavía no lo has hecho. En el blog de EBE11 encontrarás información detallada sobre la temática de cada sesión, quiénes participarán, de qué se hablará… Aunque durante el evento harás cambios de planes que dependerán de diversos factores (amigos que te encontrarás, tuiteros y blogueros que podrás desvirtualizar, oportunidades de negocio y networking que surgirán in situ…), siempre es bueno llegar cada día al menos con una idea de qué es lo que más nos interesa de la jornada. Ya habrá tiempo para la improvisación…

Por ejemplo, tras repasar el programa tengo claras 6 charlas que no me voy a perder, y de las que además redactaré encantado la crónica posterior para el blog de EBE:

VIERNES
- 17.30 - 18.00: Los blogs en la era de las redes sociales (Sala paralela 1)
- 18.30 - 19.00: Presentaciones sin PowerPoint (Sala plenaria)
- 19.30 - 20.00: Redarquía, la muerte del organigrama (Sala paralela 1)

SÁBADO
- 12.00 - 13.00: Social CRM: el nuevo trato con los clientes (Sala paralela 1)
- 18.30 - 19.30: Gestión de comunidades: no es oro todo lo que reluce (Sala paralela 1)

DOMINGO
- 12.00 - 12.30: ¿Qué papel le queda a Europa en el mundo de la Tecnología? (Sala plenaria)

Entre medio de todas ellas tengo huecos que iré rellenando con otras sesiones o con lo que surja. Ya veremos. ¿Y vosotros? ¿Lo tenéis claro? ;)

¿Lo llevas todo? ¡Que no se te olvide nada!
Portátil, tablet, teléfono móvil, cámara de fotos… ¡y todos sus cables! Van a ser jornadas intensas y, aunque probablemente si te olvidas algún cargador alguien pueda prestártelo en el EBE, lo mejor es no confiarse demasiado y llevar todo lo necesario para “sobrevivir” a la jornada con nuestros propios medios.

Diversión y aprendizaje.
El EBE está para disfrutarlo. Al máximo. No pierdas la oportunidad de desvirtualizar a ese tuitero al que sigues desde hace meses, de acercarte a saludar a un ponente cuyo blog está entre tus imprescindibles o de mantener una buena conversación con ese grupo de expertos en la temática que llevas tiempo queriendo perfeccionar. La situación no podría ser más idónea: EBE es un evento creado para compartir y ofrecer la oportunidad de que nos enriquezcamos junto a personas que, el resto del año, sólo están accesibles por Internet.

Aporta tu granito de arena.
Comparte. No vayas a EBE con la única intención de acaparar sin ofrecer nada a cambio. Seguro que tú también tienes mucho que aportar a los demás. Aprovecha las redes sociales para transmitir tus experiencias y opiniones. Seguro que los que están en la sala de al lado y los que no han podido venir pero siguen la jornada por streaming y Twitter te lo agradecerán. Al fin y al cabo, de compartir va todo esto ;)

Espero que estos cuatro humildes consejos te ayuden a sacarle mayor partido al evento. ¡Nos vemos en el EBE! :)

domingo, 6 de noviembre de 2011

Sevilla, ciudad proactiva en Social Media

Sevilla: ciudad proactiva en Social Media
Da gusto vivir en Sevilla. No creo que esta afirmación sea una novedad para los que vivimos enamorados de su historia, sus calles, sus monumentos y su gente. Despertarse un fin de semana, con todo el día por delante, y asomarse al balcón para ver brillar el sol es suficiente para levantarle el ánimo a cualquiera. Casi duele un poco estar frente al ordenador escribiendo estas líneas, pudiendo pasear por el Parque de María Luisa o frente a la Catedral… Pero esto será breve, dentro de un rato iremos a ello, que tiempo hay para todo ;)

Y es que en realidad, y aunque pueda despistar el comienzo de esta entrada, mi intención era más bien enfocarme en el final de este primer párrafo… eso de “frente al ordenador”. Porque no sé qué os parecerá a vosotros, pero yo llevo ya un par de años disfrutando también de Sevilla en otro aspecto: como ciudad proactiva y precursora de innumerables actividades en el ámbito del marketing online y los Social Media.

Hace tan sólo dos semanas que pudimos disfrutar de #SevillaSeMueve, probablemente el evento con un enfoque más enriquecedor, participativo y dinámico que se ha organizado en esta ciudad alrededor del movimiento de las redes sociales; y casi sin tiempo para sacar conclusiones nos embarcamos en el Evento Blog España 2011 (#EBE11), que tendrá lugar el próximo fin de semana y donde se prevé llegar a los 3.000 asistentes en una cita que pretende, un año más, consolidar definitivamente a Sevilla como ciudad de referencia en el mercado de los Social Media.

Pero es que eso no es todo. Uno coge el calendario de este mes y se asombra de la cantidad de eventos, actividades, jornadas y seminarios (la mayor parte de ellos de asistencia libre y gratuita), que están teniendo lugar a su alrededor. Y para muestra, un botón: la XXVI edición de The Monday Reading Club que tendrá lugar mañana lunes; el taller de Iniciador Sevilla el próximo jueves día 10, sobre cómo elaborar un plan estratégico de marketing online; la primera edición de Espacio en blanco, jornada sobre marketing y empresas que se celebrará en la mañana del jueves 24; el próximo Tapas & Tweets, evento sobre comunicación Social Media ya consolidado en nuestra ciudad, y que el mismo jueves 24 (pero por la tarde) se centrará en analizar la figura de los famosos en redes sociales; y la Pink Slip Party del lunes 28, donde las herramientas 2.0 aplicadas a la búsqueda y mejora del empleo serán las protagonistas. ¿Alguien da más? ;)

Eventos como éstos son los que van consolidando a Sevilla como una ciudad clave para todos aquellos que hacemos de la Web 2.0, las redes sociales y la comunicación y el marketing online algo más que una afición. Y eso que probablemente me estoy dejando más de una actividad sin señalar, lo que os invito a hacer en los comentarios y, si aún no lo conocéis, en megustatutweet: el blog que @RicardoPabon puso en marcha para marcar en el calendario sevillano todas estas jornadas.

Y dicho esto, retomando el principio de este artículo, con vuestro permiso me voy a disfrutar de uno de esos días que no están hechos para quedarse en casa en una ciudad como ésta. Si no coincidimos hoy por el centro o en alguna terracita… nos vemos en el próximo evento Social Media. ¿No? ;)

miércoles, 21 de septiembre de 2011

Viralidad y marketing: cuando los usuarios nutren la red (y las empresas lo aprovechan)

Os comparto hoy aquí el post que escribí recientemente para el Tapas & Tweets del próximo jueves 29 de septiembre, uno de los eventos Social Media que más y mejor se están haciendo en Sevilla gracias al trabajo de Carlos Ojeda (@CarlosOjedaTT) y los Walnuters, y que sin duda es un claro ejemplo de que, efectivamente, #SevillaSeMueve en el ámbito de las redes sociales y la Web 2.0.

Espero que os guste y os animo a debatir sobre este tema tanto en los comentarios como el próximo jueves en el evento ;)

"Todos conocemos campañas virales que, con menor o mayor éxito, han venido sonando fuerte en Internet en los últimos años. Desde la famosísima "Amo a Laura", que generó toda una tormenta de reacciones (y una avalancha de buenos resultados) con su videoclip en modo falsa campaña anti MTV; hasta el robo ficticio del escaño de Zapatero en el Congreso de los Diputados como apoyo a la iniciativa "Levántate contra la pobreza", que impulsó la ONU hace unos años. Son sólo dos ejemplos (fruto de la misma agencia, además) que supieron utilizar magistralmente YouTube, la blogosfera y, en general, las posibilidades de expansión viral que estos medios les proporcionaban. ¡Y vaya si lo hicieron!

Hay por supuesto otros muchos casos, también por mano directa de las empresas y con diferente formato, pero con un denominador común: utilizar los Social Media y, de forma especial, el popular servicio de almacenamiento de vídeos para darse a conocer. Así, el año pasado por estas fechas Tipp-Ex dio la campanada utilizando otro concepto clave para atraer al gran público: la interactividad. Y tan sólo unos meses antes del verano, la cerveza Desperados añadió la guinda del pastel a la ecuación: la posibilidad de participar en la propia campaña desde nuestros perfiles en redes sociales. Algo que actualmente muchas marcas están sabiendo explotar bien, incluso llevándolo al siguiente nivel.

Y sobre este siguiente nivel quería hablaros e invitaros a reflexionar de cara al próximo Tapas & Tweets. Todos estos ejemplos tienen detrás el trabajo creativo de una buena agencia de publicidad, pero… ¿qué pasa cuando la inspiración llega a través de los propios consumidores/usuarios? Quizás el caso más reciente podamos verlo en la última campaña de McDonal's para su Big Mac, donde el gigante de la comida rápida ha sabido aprovechar uno de esos nuevos fenómenos de YouTube, que cuenta ya con más de 3.700.000 visitas: el vídeo de Xuso Jones y sus amigos cantando su pedido en un McAuto. Lo interesante de este caso, a mi parecer, no es sólo cómo McDonal's ha sabido ver este vídeo como una oportunidad sobre la que construir una campaña (no verlo habría puesto en evidencia, más que falta de "espíritu 2.0", un preocupante defecto de monitorización y análisis en Social Media), sino la manera en que la ha ejecutado para darle valor a su presencia en redes sociales, ya que como sabréis para el rodaje del spot se contó con 400 extras de los más de 1.000 que se inscribieron en la página de Facebook de McDonal's España.

Y ahora, la reflexión, en la que os invito a participar. ¿Creéis que estamos ante la evolución natural del marketing viral? Si esta modalidad nació entre mediados y finales de los noventa, ligada básicamente a la publicidad en el correo electrónico y con unas posibilidades de expansión limitadas, ¿qué no puede alcanzar ahora cuando cualquier movimiento espontáneo en los Social Media puede transformarse en una campaña internacional? Todos conocemos el poder de difusión y la viralidad que canales de comunicación como Facebook, Twitter o YouTube son capaces de alcanzar hoy en día. Ahora que las grandes empresas tienen los ojos puestos en las redes sociales, ¿es cualquiera de estos movimientos un potencial anuncio publicitario?

En mi opinión, el marketing viral nunca ha tenido tanto sentido como ahora. Las acciones que los usuarios de redes sociales puedan iniciar en estos canales y su posible repercusión en las marcas constituyen un terreno que sólo estamos comenzando a atisbar. Sin duda, nos quedan muchas campañas que ver y muchas estrategias por descubrir. Y lo mejor de todo: ahora es cuando de verdad podemos formar parte de ellas."
Quizás también te interese: