miércoles, 14 de octubre de 2009

Nuevas profesiones en la Web 2.0

Hombre, de entre 24 y 30 años, apasionado de las nuevas tecnologías, con amplia experiencia en la Web 2.0, sobrados conocimientos en redes sociales, blogging, podcasting... Y un alto nivel de inglés. A grandes rasgos, éste es el perfil del nuevo gurú que algunas empresas españolas comienzan a buscar, tímidamente, para incorporar a sus plantillas. Profesionales, con titulación específica o sin ella, pero con un alto grado de motivación y en continuo proceso de reciclaje; capaces de adaptarse a los cambios casi diarios que las nuevas tecnologías e Internet plantean al universo empresarial.


Desde diseñadores gráficos y licenciados en Bellas Artes, hasta informáticos con conocimientos en posicionamiento web. Pasando -lo que a nosotros nos resulta sin duda mucho más interesante- por periodistas y relaciones públicas capaces de convertirse en los nuevos Community managers: verdaderos gestores de comunidades sociales capaces de cargar sobre sus espaldas todo el peso de la comunicación que genera la Web 2.0. Expertos en marketing online y comunicación corporativa, maleados al fuego de un continuo proceso de cambio en el que no sólo ya se han visto inmersos, sino del que probablemente no saldrán durante toda su carrera profesional.


El nombre suena atractivo, ¿verdad? Y puede que incluso muchos adeptos a las redes sociales piensen que, por revisar su Facebook cinco veces al día o postear cada quince minutos en Twitter, serían candidatos válidos a ocupar un puesto de estas características. Nada más lejos de la realidad. Los Community managers tienen que ser mucho más que eso: versados en el desarrollo de planes de marketing muy enfocados al entorno virtual, sus habilidades de comunicación serán determinantes para el correcto desarrollo de la estrategia online de la empresa, para la cual será necesario el uso de todo el potencial que las herramientas nacidas de las nuevas tecnologías ponen a nuestra disposición.


En cualquier caso, ¿estamos hablando de una verdadera profesión de futuro o de una moda pasajera fruto de los avances tecnológicos? ¿Ocuparán estos expertos la próxima generación de directores de marketing y comunicación en las empresas del mañana, o serán sólo la sombra de una época en la que se maximizó la importancia de redes sociales y entornos virtuales participativos? Sin duda, las propias compañías españolas tendrán mucho que decir al respecto, y dependerá del tiempo que tarden en darse cuenta de que su presencia en Internet hace mucho que no se sostiene con una simple página web.

Quizás también te interese: